miércoles, 7 de agosto de 2013

TARTA CERDITOS

Y seguimos de fiestas y celebraciones.... En esta ocasión se trataba de hacerle una tarta a mi sobrina para su santo, y como ha estado un curso entero lejos de su casa y se ha perdido unas cuantas tartas y "ricuras", le debía algo especial, como ella. No, no es especial porque sea mi sobrina. Ni porque sea jueza con sólo 25 añitos. Ni porque sea apreciada en su trabajo.... 
Es especial porque te abraza sin tener motivo; porque te llama para ver cómo estás; porque busca a mis hijas para llevarlas al campo, aunque tenga que atravesar la ciudad; porque celebra con mucha ilusión todo lo que le hagas, sea plato o labor; porque es sencilla, cariñosa, sensible. Ama el campo, las plantas (le encanta recoger flores y realizar centros con ellas para regalarlos a la familia). Ama los animales, sobre todo a su "hija" Morena, hermana de Pipa, la perra de su hermana, que están cuidando a medias... 
Es especial porque te ayuda cuando lo necesitas, te anima, bromea, juega y te hace olvidar las penas.... Bueno, si, es especial porque es mi sobrina: Ya está!! 

Así que tenía que hacerle algo que recordara, y cuando vi esta tarta... supe que le iba a gustar!! 
Por supuesto que le encantó, bueno, a ella y a todos, empezando por mí, que todavía no me creo que haya sido capaz de hacerla!!



Y es que no es tan difícil como parece. Lleva dos bizcochos de yogur, uno de ellos de chocolate, cortados en dos mitades y que calé con almíbar para que estuvieran más jugosos. Las capas las alterné y las rellené con mermelada de fresa y frosting de queso y frosting de queso y chocolate.

Como véis, está cubierta de ganaché de chocolate: nata y chocolate fondant a partes iguales, que derretiremos en el microondas o al baño maría.
Le fui pegando los Kit-Kat y los até con un lazo para adornar.
Los cerditos los hice con fondat rosa, y son muy fáciles como podéis ver.



























Finalmente, le puse un poco de "hierba" con parte del frosting de queso que coloreé en verde, y le pegué unas florecitas de glasa. ¿A que queda mona?? 

Y mientras llega San Martín........  ¡QUE APROVECHE!!